SALUD


Prevención de las infecciones urinarias

Las enfermedades de las vías urinarias son un problema de salud que debe tomarse en serio. Según las estimaciones, el 50% de las mujeres sufren a lo largo de su vida una infección de este tipo, a menudo provocada por las bacterias E. coli. En 1984, un estudio determinante demostró que los cranberries fomentaban la buena salud del tracto urinario. Desde entonces, numerosos estudios han confirmado dichos resultados.


Los dietistas recomiendan el zumo de cranberry

En una encuesta elaborada a 300 dietistas y enfermeras de EE.UU. dos tercios dijeron haber recibido ya información sobre las propiedades saludables de los cranberries. La propiedad más conocida era la prevención de enfermedades de las vías urinarias.

Healthcare Professionals Survey, abril 2004



Así funcionan los cranberries:
Sus componentes pueden ayudar a evitar la fijación de las bacterias sobre las paredes del tracto urinario


Los cranberries contienen proantocianidina, más conocida como taninos condensados. Estas sustancias pueden contribuir a evitar la adhesión de bacterias en las células del tracto urinario.

1991: Científicos de la Universidad de Tel Aviv determinan que en los cranberries existe un compuesto que evita la adhesión de determinadas bacterias E.coli en el interior de la vejiga.

I. Ofek, J. Goldhar, D. Zafiri, H. Lis, R. Adar, N. Sharon: Anti-Escherichia coli adhesion activity of cranberry and blueberry juices. New England Journal of Medicine 324 (1991), pág. 1599


1994: Investigaciones clínicas en la Harvard Medical School de Boston indican que el consumo regular de zumo de cranberry reduce el número de bacterias en la orina en mujeres de edad avanzada.

J. Avorn, M. Monane, J. H. Gurwitz, R. J. Glynn, I. Choodnovskiy, L. A. Lipsitz: Reduction of Bacteriuria and Pyuria After Ingestion of Cranberry Juice. Journal of the American Medical Association 271 (1994), págs. 751-754


1997: Un reducido estudio en mujeres de entre 18 y 45 años de la Weber State University confirma el efecto positivo de los cranberries. Las participantes en el estudio que tomaron diariamente durante un período de seis meses un suplemento alimenticio a base de cranberries mostraron un riesgo claramente menor de padecer infecciones de las vías urinarias que las mujeres a las que se les administró un placebo.

E. B. Walker, D. P. Barney, J. N. Mickelsen, R. J. Walton, R. A. Mickelsen Jr.: Cranberry concentrate. UTI prophylaxis. Journal of Family Practice 45 (1997), págs. 167-168


1998: Científicos de la Rutgers University demuestran con una serie de investigaciones que el consumo diario de 250 ml de zumo de cranberry mantiene el tracto urinario en un estado óptimo. Identifican las sustancias responsables de este efecto como proantocianidina o taninos condensados.

A. B. Howell, N. Vorsa, A. Der Marderosian, L. Y. Foo: Inhibition of the adherence of p-fimbriated Escherichia coli to uroepithelial-cell surfaces by proantho-cyanidin extracts from cranberries. New England Journal of Medicine 339 (1998), págs. 1085-1086


2002: Un urólogo de la University of British Columbia llega a la conclusión, tras realizar un estudio con 150 mujeres, de que el zumo o las pastillas de cranberry pueden reducir la repetición de infecciones de las vías urinarias. Las participantes en el estudio que tomaron productos elaborados con cranberry no sólo tuvieron menos infecciones, sino que la terapia con antibióticos fue casi innecesaria.

L. Stothers: A randomized trial to evaluate effectiveness and cost effectiveness of naturopathic cranberry products as prophylaxis against urinary tract infections in women. The Canadian Journal of Urology 9 (2002), págs. 1558-1562


2004: Científicos de la Rutgers University y de la Universidad de Wisconsin investigan el efecto antiadherente del zumo de cranberry en comparación con otros alimentos que contienen proantocianidina. Su estudio clínico demuestra que el zumo de cranberry provoca ese efecto en la orina, mientras que los zumos de uva y manzana, el té verde y el chocolate no lo hacen. Los investigadores descubren que la proantocianidina del cranberry tiene una estructura única que le confiere esa característica especial.

A. B. Howell, J. D. Reed, B. McEniry, C. G. Krueger, D. G. Cunningham: Bacterial anti-adhesion activity of cranberry vs. other foods. American Chemical Society National Meeting 2004.
[ arriba ] - Mapa del sitio - Información legal -